Viviana Torres Curth nació en Comodoro Rivadavia, el 3 de febrero de 1966. En 1972 se radicó en Bariloche, y en 1983, en La Plata, comienza a estudiar pintura en el taller Alzugaray-Redoano. Luego de obtener, en 1987, una mención especial en el Salón Anual del Banco Cooperativo de la Provincia de Buenos Aires, continuó su aprendizaje en forma autodidacta, radicándose definitivamente en Bariloche, donde desarrolla su particular obra, en la cual desarrolla una geografía onírica, de gran potencia cromática.

Según Viviana, “creer en la posibilidad de lo imposible es lo que motiva a crear una obra, a través de este acto mágico transformar lo imaginario en real, la alquimia de materiales, manos y mente.” Desde allí, agrega: “busco generar emociones en los espectadores, seducirlos con un lenguaje plástico donde utilizo elementos de la naturaleza como signos o símbolos, con un acento místico a veces, con un acento crítico en otras.”

Ganadora de números premios y menciones, productora incansable de una poblada e impactante obra, Viviana Torres Curth sigue creando, hoy radicada en El Bolsón.