el mameluco de mi viejo espera jubilarse

por el resfrío crónico del pozo

y el dolor de las espaldas

 

tiene el talle del cansancio en la garganta

el salario ajustado en la cintura

y guarda un corazón de estopa en el bolsillo

 

es un guerrero de cielo desgastado

tiempo de flor con la investidura de una roca

una protesta de sueño apresurado

por el turno: ese tirano

 

cuando este mameluco se une a otro

de dos despojos se hace un alma

y los pasos que caminan juntos

caminaron solos mientras yo dormía

 

cada mancha es un grito de impaciencia

de petróleo que amanece de pobreza

son frentes amplias son banderas

caliente la mirada por saberse limpios

mamelucos postergados pero enteros

 

mameluco

en una arruga de asombro por la luna

tenso el brazo el bolsito de la vianda

el paso duro

 

por no aflojarle a la vida

viejo

no aflojarle