Cuentos

 

Hace algunos años, el gobierno chileno designó una comisión de dos ingenieros con el objeto de que efectuaran el examen de una mina, que había sido descubierta en la gran isla Hoste, en el archipiélago magallánico. Yo, que era estudiante de la escuela de minas de Santiago, solicité y obtuve autorización para acompañarlos en calidad de ayudante.

(a Jorge Isaías)

En mitad de la noche escuchaba golpes en la puerta de entrada. Me levantaba de la cama. Iba hasta la puerta, ponía un ojo en la mirilla y no veía nada. Volvía pensando que a esos golpes los había imaginado. Pero con breves interrupciones los golpes siguieron. Me levantaba cada vez. Lo estuve repitiendo durante la noche y también a la mañana, cuando el sol ya había salido y aún no había sonado el despertador. El sueño me vencía y los golpes volvían. Saltaba de la cama lo más rápido posible, corría hasta la puerta, ponía el ojo en la mirilla y no veía a nadie. Comencé a pensar que el que había golpeado se había subido al techo para que no lo pudiera ver.

 

Atilio Forlán había muerto ya muchas veces, pero aquella sería la última muerte de su vida.

Nada le inquietaba más en esos últimos minutos de cada muerte suya que la posibilidad de volver a la vida para repetir una a una cada milésima de todos los segundos previos a cada muerte suya.

 

Gracias a la generosidad de la familia Gerritsz, el Museo del Fin del Mundo de la ciudad de Ushuaia, atesora el diario de un marinero francés que naufragó en las aguas del Cabo de Hornos a finales del siglo XIX. Su autor, Bernard Prigent, capitán del desaparecido barco mercante Ocean II, falleció en altamar. La muerte lo encontró en un buque holandés, cuando se dirigía rumbo a su patria.

 

Son tres hombres que andan por ahí, perdidos en la multitud. Son docentes y están en huelga. A pesar del ruido de los altoparlantes y las bombas de estruendo logran mantener un diálogo sobre una de las premisas de la protesta: el encarcelamiento del ex gobernador de la provincia. La realidad lo ubica como el responsable, político, ideológico, del asesinato de un profesor durante el desalojo salvaje de una ruta en vísperas de un feriado largo, hecho que explica la actitud compulsiva con que éste ordenó la represión: no tomar cartas en el asunto significaba una importante pérdida para las empresas turísticas y los comercios de la cordillera, arrastrando una pérdida de votos para él.