Columnas

 

La seducción forma parte de la vida, eso considero y percibo. En todas las interacciones intentamos seducir, e intentan seducirnos. Luego hay quienes despliegan ese arte, porque también creo que es un arte, de manera admirable.

 

En "La verdad frente mundo" su autora, Julia Chaktoura, investiga, comprende, admira, respeta y expone la historia del Eisteddfod del Chubut como continuidad y anclaje de este evento cultural en la colonización galesa. Tea y reflejo de su éxodo liberador y sus influencias.

 

Es este un relato que se estructura en trece capítulos en los que se narra la vida de la familia Jenkins: Sulun Jenkins y Rachel han viajado desde Gales con los ya nacidos mellizos Howell y Zachariah y con Nain Sara Jane. Ellos serán el inicio de la historia de una familia que se asienta en el valle del Chubut y crece a medida que la colonia se consolida. Vendrán luego más hijos: Victoria y las mellizas Eleonor y Marta.

 

Hace muchos años, nuestra provincia tuvo el extraño privilegio de albergar uno de los experimentos más siniestros que registra la historia de nuestro país. Para dejar de lado el eufemismo debemos recordar el asesinato de dieciséis presos políticos, quienes fueron sepultados por toneladas de silencio y operaciones de prensa dirigidas a empalabrar la tragedia.

 

Están por todos lados, pero al ras, al descubierto; sus desechos nos salen al paso, ladran de improviso en los portones. Juegan a dañarse y asustarnos. Y cuando evitamos encontrarlos, vienen a lamernos la mano.