Columnas

 

Antiguamente conocido como "Día de la Raza", el 12 de octubre es ahora una fecha utilizada en la Argentina para promover la reflexión histórica y el diálogo intercultural acerca de los derechos de los pueblos originarios.

Desde los claustros académicos se ha pulido en extremo el lenguaje con que deben ser nombrados, eliminando la palabra “indio”, ya que es un término reservado para los naturales de la India, lugar al que creyó llegar Cristóbal Colón.

 

Al ver los movimientos coloridos de estudiantes y ecologistas es difícil no pensar en el poema de Augusto Winter, El Lago de los Cisnes, y compararlo a manifestaciones similares de antes y después de la dictadura. 

 

Hace tiempo, cuando era niño, solía ir con mi amigo Diego a cazar lagartijas a las bardas. Vivíamos en Plaza Huíncul, un campamento petrolero de la provincia del Neuquén.

Todavía recuerdo la táctica con que las acechábamos, caminando lentamente hasta quedar a pocos metros de ellas. Nos esperaban bajo la sombra de los arbustos achaparrados como desafiando nuestra agilidad. En el momento que creíamos más oportuno saltábamos con las manos extendidas, sin importarnos sobre qué cayeran nuestros cuerpos; al mismo tiempo, el reptil corría con gran velocidad y se detenía unos metros mas allá, como buscando una nueva perspectiva para poder seguir burlándose de nosotros. De diez intentos solíamos tener éxito en uno sólo, esa era más o menos la proporción, pero nos bastaba y justificaba esas incursiones en el desierto próximo a nuestras casas.