En "La verdad frente mundo" su autora, Julia Chaktoura, investiga, comprende, admira, respeta y expone la historia del Eisteddfod del Chubut como continuidad y anclaje de este evento cultural en la colonización galesa. Tea y reflejo de su éxodo liberador y sus influencias.

Desarrolla su trabajo con coherencia lógica que vincula a través de imágenes y palabras y que produce profundas reflexiones sobre el carácter decidido de la epopeya. Una íntima sensación aflora al detenerse entre las páginas del libro. La suma de los Eisteddfod celebrados es el eje que sostiene y cohesiona la esencia de los colonos en memoriosos registros producidos en la familia y ofrecidos con generosidad.

Los protagonistas principales y secundarios se ven en el escenario de los hechos con sus valores e intentos de autonomía que los llevaron a transmitir su cultura en un mar de resiliencias. Como una reunión de poetas que desde lejanos círculos megalíticos dieran origen y cabida al druidismo celta, filosofía que dedicaba su vida a Dios.

La autora escribe incluyendo distintos aportes bibliográficos y enriquece el texto con comunicaciones personales y entrevistas a descendientes de los primeros pobladores. Toma distancia de los momentos iniciales de la colonia, para narrar y documentar la gesta cultural que se proyectó y se proyecta en el espacio Patagónico. Con la objetividad que la caracteriza organiza la crónica destacando la constancia por mantener raíces, tradiciones, valores y religión de un pueblo que se convirtió en ejemplo de colonización pacífica y laboriosa.

Es notoria la referencia a elementos surgidos de planos distintos, pero conectados e interdependientes, lo que constata la búsqueda de la documentación necesaria para presentar la trayectoria de los Eisteddfod como necesidad del goce de la belleza en la poesía y el canto. Intelectualizada la emoción se activan resortes anímicos y se afirma la fe. Y la mayor emoción se instala en el acto de entronización del bardo y la coronación del poeta. Seguros de la protección eterna como lo expresan en las catorce líneas de su himno.

Desde 1865 se llevan a cabo los Eisteddfod en el Chubut alternando roles entre jurados y participantes. Los temas eran elegidos según razones prácticas necesarias para organizar y mejorar la vida en los poblados. Se reunieron en distintos espacios físicos y la inspiración estuvo en todas las artes: recitación,  música, danzas, artesanías, pintura, literatura, traducción, fotografía. Lo documenta con precisión el presente libro respondiendo a la capacidad metodológica de la autora.

“Estar sentado” detiene el movimiento, exige la escucha atenta, la toma de conciencia de la danza del espíritu en las inmigraciones de la historia. El Eisteddfod es el evento que crea y recrea la fuerza de voluntad, que fortalece y dignifica, tiende puentes y ejemplifica. El coro de sus voces urde las alas del aire y exhala vibraciones que hacen audibles los silencios. El verbo se hace canto y el aborigen se acopla en la armonía de las razas.

“La verdad frente al mundo”, de Julia Chaktoura es un portal al Mundo y a la Verdad. Al Mundo como prueba de la fortaleza del espíritu. A la Verdad como muestra de lo que puede la Libertad productiva puesta en acción.