Historia

 

De las historias del trabajo en La Pampa, no hay duda de que los hacheros se llevan el triste calificativo de los más explotados. Más aún, el hallazgo de nuevas fuentes permite conjeturar que podrían contar entre sus filas a los primeros desaparecidos en un paraje laboral —Anzoátegui— donde el anarquismo tuvo una presencia más significativa de la que se creía.

 

Fundamentación

El presente trabajo, pretende ser una propuesta didáctica para docentes del nivel medio que trabajan con contenidos referentes a la historia de los pueblos originarios de América en el periodo histórico anterior a la llegada de los españoles y durante la conformación de los estados nación de Chile y Argentina, durante el siglo XIX. Es nuestro objetivo, aportar líneas de trabajos posibles tomando como eje los lugares de enunciación de uno de los pueblos originarios de América; nos referimos puntualmente al pueblo mapuche. El desafío nos lleva, a trabajar desde un enfoque particular que tiene en consideración una serie de categorías de análisis como: identidad territorial, comercio, relaciones de parentesco, comunicación epistolar y alianzas políticas.

 

En las afueras de Sigüenza, durante el sitio a las tropas republicanas, entre el barro helado de las trincheras de Atienza, una mujer buscaba el cuerpo herido de muerte de su marido, caído en combate por una bala enemiga. Era agosto del año 1936 y la Guerra Civil Española había atraído combatientes de todas las nacionalidades; “Mika” buscaba a Hipólito Etchebéhére nacido en la pequeña localidad de Sapereira en Santa Fe, Argentina. La muerte había sorprendido muy rápido a este argentino, descendiente de inmigrantes franceses, que a poco de llegar a España ya comandaba una columna del P.O.U.M., Partido Obrero de Unificación Marxista, nacido de la fusión del Bloque Obrero y Campesino de Cataluña con la Izquierda Comunista.

 

(…) ¿Podría usted indicarme la dirección que debo seguir desde aquí?

-Eso depende (le contesto el gato) de adónde quieras llegar.

-No me importa adónde… (empezó a decir Alicia).

-En ese caso, tampoco importa la dirección que tomes (le dijo el gato).

-…con tal de llegar a algún lado (acabo de decir Alicia).

-Eso es fácil de conseguir (le dijo el gato). ¡No tienes más que seguir andando!

 

Durante todo el siglo XIX, y hasta la guerra de 1914, las naciones occidentales se han inspirado (...) en los principios que están en la base de las dos grandes  revoluciones del fin del siglo XVIII: revolución de independencia de los EE.UU. y Revolución Francesa.