Historia

 

El cuadro filodramático “La Fraternidad” de Colonia Castex había resuelto dos cosas: poner en escena una obra en pleno monte y que fuera de Rodolfo González Pacheco, título a elegir. De la primera decisión, el grupo estaba consciente de los riesgos que suponía hacerlo en octubre, ya que el viento pampa no perdona ni las causas nobles, se podía llevar todo. De la segunda, una vez puestas a votación varias propuestas, nunca imaginaron el descalabro que podía provocar la elegida: “Hijos del pueblo”, así, igual que el himno.

 

Los escasos trabajos que abordan la historia de la inmigración germana en la Patagonia parecen estar divididos por dos aspectos que separan y diferencian a las investigaciones publicadas a la fecha, esta diferencia está dada por aquellos estudios que documentan debidamente lo que exponen, y aquellas otras publicaciones que sugieren, exponen teorías o expresan ciertas hipótesis que nunca son debidamente probadas.

 

No es sólo una cuestión de fechas. Si por ellas fuera, un 22 de mayo de 1930 nació Agustín Tosco, quien en otros días de mayo —29 y 30— de 1969 protagonizó junto a multitudes el Cordobazo y un día después llegó a Santa Rosa, esposado.

 

La intención inicial de estas líneas es observar qué trayectoria y contenidos tuvo en las llanuras pampeanas el Día Internacional del Trabajador, concebido como jornada de protesta universal contra la explotación que ejercían la clase poseedora de la riqueza —y no productora— y su órgano de dominación: el Estado.

 

Del desengaño a la amenaza secesionista: la “República de la Patagonia”

Lo que pasó en La Pampa un día después del golpe militar del 6 de setiembre de 1930 puede brindar un ejemplo de cómo se construye la pata civil de un movimiento militar.