Los chacareros judíos

Los chacareros judíos

Dovy Piflacs

A principios del Siglo XX, el imperio zarista en Rusia se halla amenazado por guerras, hambre y una política represiva que finalizaría con el asesinato del zar y toda su familia. El poder autocrático desviaba la atención de las miserables masas organizando ataques contra las poblaciones judías.

Un puñado de aldeanos judeo-rusos decidió huir de estas atrocidades y se les presentó la oportunidad de colonizar unas tierras fiscales que todavía conserva el Estado Argentino, prometiéndoselas a un bajo precio. Una vez en el país, la burocracia y la corrupción hicieron tambalear en varias ocasiones el proyecto el que, a pesar de todo, fue llevado adelante por estos impetuosos inmigrantes que no cejaron en su lucha hasta tener en sus manos el sueño hecho realidad.

La zona marginal al Este de la Colonia Roca será llamada oficialmente Colonia Rusa. Colonizada por estos rusos, por criollos y otros inmigrantes los cuales, en un primer momento, combatirán la escasez de agua, lucharán contra los incesantes desastres climáticos y demandarán justicia a un estado ausente que en oportunidades se doblega ante las presiones de los oportunistas de siempre.

La población se mantuvo a la vanguardia de tos cambios que el progreso demandó. Se fundaron escuelas, cooperativas, asociaciones e instituciones que hoy siguen siendo un símbolo de avanzada en todo el Alto Valle del Río Negro.

Sin embargo, la ausencia de una política estatal de apoyo al pequeño y mediano productor más el ímpetu de la juventud de buscar nuevos horizontes no tan sacri­ficados, dio como resultado que en un corto período la Colonia cambiase su entorno, pasando dichas tierras a engrosar, en algunos casos, las centenares de hectáreas de algunas empresas frutihortícolas.

Para sepultar definitivamente esta historia, un insensible y arbitrario decreto del municipio de Cervantes ordenó modificar la nomenclatura del paraje. Autorizado y legalizado posteriormente por el mismo ente -y ratificado por la intervención federal rionegrina-, sumergió en el olvido a la Colonia Rusa, la de los chacareros judíos.

Share this product